octubre 21, 2020 8:01 am

La Santa Sede presenta sus finanzas en números rojos.

La Santa Sede presenta sus finanzas en números rojos.

Ciertas dinámicas históricas en el vaticano han comenzado a cambiar debido a las turbulencias financieras y económicas que ha experimentado recientemente, además de los escándalos en que se han visto envueltos algunos de sus administradores.

La Santa Sede ha publicado a gran detalle el estado de las cuentas de la curia, ya que “los fieles” tienen derecho a saber cómo se usan estos recursos, refirió el prefecto de la Secretaría para la Economía, Juan Antonio Guerrero Alves, en medios de comunicación oficiales del Vaticano.

Juan Antonio Guerrero Alves
Prefecto de la Secretaría de Economía

Las cuentas confirman los números rojos de la santa sede al reportar un déficit de 11 millones de euros en el año 2019, luego de haber reportado 70 millones en el año anterior. El informe detalla qué, en el año 2019, se ingresaron 307 millones de euros, pero se gastaron 318 sin embargo el déficit fue menor al del año anterior gracias a las inversiones realizadas, aun cuando algunas no salieron del todo bien.

Su fuente principal de ingresos sigue siendo el patrimonio inmobiliario que aportó unos 99 millones de euros que representan el 32% del total. Los ingresos por operaciones financieras representan 65 millones de euros o el 21% del total, las donaciones registraron 56 millones, que equivalen al 18% más las contribuciones de instituciones y de la iglesia, que alcanzaron los 43 millones o el 14% de sus ingresos totales. En síntesis, el Vaticano es capaz de generar por si solo el 68% de sus ingresos.

El 04 de octubre se colectó «El Óbolo de San Pedro»

Guerrero piensa que es necesario clarificar aún más las aportaciones de la asamblea, como el “óbolo de San Pedro” recolectado este año el 04 de octubre, instrumento para canalizar la caridad de los fieles. El vaticano se encuentra inmerso en un escándalo y cruento ajuste de cuentas por presuntos delitos de corrupción y malversación cuando uno de los más poderosos prelados de la curia, el cardenal Angelo Becciu, acaba de ser destituido de su ministerio, tras haber contratado servicios de familiares y por su presunta implicación en una estafa.

La Santa Sede al respecto, aclaró que, en algunos casos, no solo haya sido mal aconsejada, sino también estafada y dijo, estar aprendiendo de los errores del pasado. Por primera vez en el papado de Francisco, se muestran signos de un cambio de rumbo en la gestión financiera, desde que su anterior ministro de economía, el cardenal George Pell, fuese encarcelado por el delito de abuso de menores, dejando el cargo libre por años y siendo absuelto, apenas hace unos meses. El papa Francisco aprobó hace algunas semanas un nuevo código para contrataciones externas y exigió se centralicen todas las operaciones para tener mayor control y transparencia de las mismas.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.